Now Reading
Nueva aplicación diseñada específicamente para ayudar a indigentes

[su_slider source=»media: 30828,30834″ limit=»40″ link=»image» target=»blank» width=»700″ height=»460″ autoplay=»0″ speed=»500″][su_slider source=»media: 29856,29857″ limit=»30″ link=»image» target=»blank» width=»700″ height=»460″ autoplay=»0″ speed=»500″][su_menu][/su_slider]

Era 2014 y Darcel Jackson, un indigente en aquel entonces, estaba recostado en una de las 334 camas del Next Door Shelter, cuando pensó en algo con lo que no contaban los refugios: internet inalámbrico (Wi-Fi).

Darcel Jackson, fundador de ‘Shelter Tech’ y ‘Ask Darcel’, posa con su teléfono frente al mural del Golden Gate Bride en las calles 24 y Folsom el 26 de junio. Foto Adrian Pintor
Darcel Jackson, fundador de ‘Shelter Tech’ y ‘Ask Darcel’, posa con su teléfono frente al mural del Golden Gate Bride en las calles 24 y Folsom el 26 de junio. Foto Adrian Pintor

Jackson, originario de la zona de la bahía, vio el acceso a Internet como una barrera entre los indigentes y las oportunidades de empleo. Mientras vivía en el Next Door, un refugio ubicado en el 1001 de la calle Polk que proporciona alojamiento las 24 horas en San Francisco, se dio cuenta de la carencia de internet inalámbrico y computadoras.

“Contar con  Wi-Fi es algo que la mayoría de la gente da por sentado”, dijo Jackson. “Ellos encienden su teléfono y ya cuentan con Wi-Fi. Así que pensé que la otra mitad [los indigentes] podría utilizar Wi-Fi para mejorar su situación, porque la mayoría de las oportunidades de vivienda se tienen que aplicar en línea, como la mayoría de las oportunidades de empleo. Y necesitan acceso a ambos servicios para librar la falta de vivienda”.

La instalación de Wi-Fi en los refugios fue sólo la plataforma que Jackson necesitaba para llegar a la idea de una aplicación que pudiera revolucionar la forma en que los indigentes puedan acceder a la vivienda y oportunidades de empleo.

‘Ask Darcel’, es una aplicación de recursos móviles diseñada para informar mejor a la comunidad de indigentes sobre la vivienda, empleo y también sirve como un contacto para centros médicos y dentales. La aplicación está todavía en su etapa de desarrollo, pero está lista para lanzarse en agosto de 2016.

Una de sus características es un sistema de posicionamiento global que proporcionará al usuario opciones alternativas sobre cómo comunicarse con el servicio y la hora prevista de llegada.

“Básicamente lo que hace, te evita tener que correr y depender de otros para que te digan dónde están los recursos”, dijo Jackson.

Pregúntale a Darcel también contará con ‘La lista de Darcel’, que pretende ser una versión similar a Craigslist. Jackson dice que va a mejorar la forma en que los indigentes buscan empleo. El objetivo es publicar oportunidades de empleo, explicó Jackson, donde los trabajadores ganen el salario mínimo y puedan avanzar hacia un estilo de vida más estable.

Jackson dijo que la aplicación permitirá al usuario crear un perfil que, a su vez, permita a los empleadores ver la biografía completa y una lista de habilidades que podrían ser aplicables a determinados puestos de trabajo.

La aplicación va a utilizar un sistema de clasificación de 0-5 estrellas en el que el empleador podría calificar al empleado basado en el trabajo realizado anteriormente, y viceversa. Si el usuario accede a cinco estrellas, grandes oportunidades de trabajo estarían disponibles, tales como trabajar en un restaurante, por ejemplo.

“La clave es crear una herramienta de motivación”, dijo Jackson.

Ask Darcel también contará con juegos de motivación, y un avatar llamado ‘Casey’, que Jackson espera enseñe al usuario acerca de la gestión de casos. Mientras más logros obtenga el usuario, más opciones de tendrá para poder vestir a su avatar. Cada pieza de vestuario será una recompensa, como la obtención de la identificación en el DMV o conseguir acceso a asesoría.

Devenir y superar la falta de vivienda

Jackson trabajó en la construcción como soldador casi toda su vida, pero con el tiempo el trabajo escaseó y sus lesiones relacionadas con el trabajo lo convencieron de que sus días de soldadura se habían acabado.

“Estoy viejo”, rió Jackson entre dientes. “No podía colgarme de un edificio de 30 pisos y soldar. También mi visión estaba fallando”.

Después de la recesión de 2008, fue difícil para él buscar de trabajo. A continuación, Jackson perdió su vivienda, y, finalmente, terminó en Next Door.

Jackson pasó 10 meses ahí y varios otros centros de albergues, como The Sanctuary, hasta que surgió la oportunidad de inscribirse en Conquering Homelessness a través del programa de empleo de Employment in Food Services (CHEFS), que ofrece entrenamiento a indigentes por medio de los Servicios Episcopales a la Comunidad.

Jackson completó un programa culinario no remunerado de seis meses, y ahora trabaja en una empresa de catering y cocina todos los miércoles. Sin embargo, durante el programa —que comenzó con 19 estudiantes, pero terminó con sólo tres graduados—, Jackson fue testigo de la dificultad que muchos indigentes enfrentan en la lucha para la estabilidad. Muchos de sus compañeros abandonaron el programa debido a no tener vivienda, por adicción a las drogas o la falta de compromiso.

“Fue muy difícil porque tenía 55 años de edad”, Jackson dijo. “Cuando empecé ya sabía un poco acerca de la cocina, pero cuando ingresé en el programa me dije ‘Estás aquí para aprender todo’, y eso fue lo que hice”.

Poco después de mudarse al Distrito de la Misión, Jackson decidió asistir a una sesión en el ayuntamiento acerca de si las compañías de tecnología podrían aliviar, o mejor aún, encontrar una solución a la falta de vivienda.

La sesión estuvo a cargo del tecnólogo Greg Gopman, fundador de AngelHack que fue noticia en 2013 tras una publicación en Facebook sobre los indigentes de San Francisco, en la que se refirió a ellos como “degenerados” y “basura”, entre otros insultos. Gopman se disculpó casi de inmediato por sus comentarios, y desde entonces ha decidido que la solución de un problema de falta de vivienda San Francisco es un esfuerzo digno.

En esa sesión de cabildo, Jackson se dio cuenta de que no había sido un foro abierto. Un invitado tenía que escribir su pregunta y si lograba suficientes “me gusta”, el panel respondería.

“Todo ello fue pura alta tecnología”, dijo Jackson “Así que me dije a mí mismo: ‘Los indigentes no tienen acceso a este tipo de cosas [Internet], por lo que ni siquiera pueden participar en una discusión que está diseñada para ayudarlos’”.

Fue en ese momento que Jackson se dio cuenta de que no tener acceso a internet en esta generación puede afectar la capacidad de un individuo para mejorar su estado de vida, o simplemente logar que su voz sea escuchada en la sala de sesiones.

Esto motivó a Jackson para abordar a Gopman con la idea de instalar Wi-Fi en los refugios para indigentes. Jackson dijo que hablaron y Gopman refirió a MonkeyBrains —un proveedor de servicio de Internet.

Según Jackson, Next Door Shelter no estaba interesado en las computadoras, pero le gustó la idea de instalar Wi-Fi. Este servicio ya ha sido instalado en ese lugar y ambos, Jackson y Gopman, han creado Shelter Tech, una organización no lucrativa. Desde entonces, han estado trabajando para llevar Wi-Fi a dos proyectos de vivienda de bajos ingresos en Tenderloin para agosto de 2016.

Jackson también anunció su candidatura como Supervisor del Distrito 9, pero tuvo que abandonarla por razones financieras. Desde entonces, ha decidido trabajar con el candidato Josh Arce sobre cómo abordar la falta de vivienda.

“Es un peligro social”, dijo Jackson. “Está prácticamente en todas partes, pero la forma de hacerle frente a los riesgos sociales, es igual que hacemos con los terremotos, primero tenemos que solucionar el problema y luego poner salvaguardas por ahí, para que la gente combata la indigencia antes que se quede sin hogar”.

Story by: Adrian Pintor