Now Reading
Residentes de la Misión divididos ante nuevo centro de navegación para indigentes
Un campamento de indigentes en el Distrito de la Misión se ubica afuera de la sede propuesta para el Centro de Navegación al sur de la avenida Van Ness. Foto: Karen Sanchez

Una reunión de ayuntamiento celebrada el 24 de abril dejó a la comunidad de la Misión nerviosa y dividida en torno al polémico y propuesto “centro de navegación” para indigentes ubicado en 1515 en la avenida South Van Ness, que se inaugurará aproximadamente el 1 de junio.

El evento, que se celebró en el Centro Cultural de la Misión para las Artes Latinas (MCCLA), atrajo a más de 200 asistentes, multitud que alcanzaba a llegar hasta la calle. El centro adoptará un enfoque de bajo umbral y baja exigencia (lo que significa una demanda mínima de los clientes) al ayudar guiando a algunos de los residentes más vulnerables de San Francisco, proporcionándoles recursos tales como, 120 camas con duchas accesibles y personal las 24 horas.

El 1515 al sur de la avenida Van Ness, donde se espera que el nuevo Centro de Navegación abra el 1 de junio. Foto: Karen Sanchez

Hillary Ronen, supervisora ​​del Distrito 9, que apoya el proyecto, sostuvo la reunión como una respuesta a lo que ella llama una crisis de salud pública de emergencia. En noviembre pasado, los votantes aprobaron la Proposición Q, la cual prohíbe los campamentos de tiendas en las aceras públicas y requiere que la ciudad de San Francisco ofrezca refugio temporal antes de retirar las tiendas.

“La tensión de este asunto, entre los indigentes que apenas sobreviven en estas calles y los residentes que sienten que la ciudad no ha hecho un buen trabajo al dirigir esta crisis, está en un punto máximo”, dijo Ronen.

Según el Departamento de para Indigentes y Apoyo de Vivienda, hay más de 4 mil personas que viven en las calles de San Francisco y otras 3 mil que están en albergues. Aproximadamente 900 de los indigentes desamparados están en campamentos de tiendas en toda la ciudad, y cerca de 300 viven en la Misión.

Este será el segundo centro de navegación construido en el Distrito de la Misión. El ex Supervisor del Distrito 9, David Campos, presentó por primera vez la medida el año pasado, la cual estableció uno en la calle Misión, cerca de la estación de la Calle 16 del BART.

Vecinos, que se oponen al nuevo Centro de Navegación en el 1515 de la avenida South Van Ness, sostienen carteles durante la reunión de ayuntamiento el 24 de abril. Foto: Cassie Ordonio

Muchos residentes cercanos, la mayoría de los cuales son propietarios de pequeños negocios, desaprueban el centro de navegación propuesto, calificándolo de “injusto” y diciendo que la Misión está en la primera línea de la crisis de los indigentes. Otros residentes portaban carteles en oposición al centro, algunos de los cuales decían “la Misión no es un vertedero”.

“Ya ni siquiera puedo darles agua porque vienen y destruyen mi negocio”, dijo Germán Matias durante una participación pública en el ayuntamiento. Matias es el propietario de Rincón Nayarit, que se encuentra cruzando la calle del centro de navegación propuesto. “Trabajé duro para este negocio, quiero decir son $200 mil invertidos. Para la mayoría de la gente no es nada, pero para mí es la mitad de mi vida. Y honestamente, no lo quiero ver desaparecer de mis manos”.

Pero otros propietarios de negocios apoyan plenamente al centro de navegación.

El administrador del City College de San Francisco, Tom Temprano, presente en la reunión, es co-propietario del bar Virgil’s Sea Room, ubicado a un par de cuadras del sitio.

“La situación en la Misión está fuera de control. Es inviable para los indigentes que se ven obligados a vivir allí sin servicios”, dijo Temprano. “Es inviable para los vecinos, que cada día tienen que pasar por encima de ellos para llegar a sus hogares. Entiendo, pero no estoy de acuerdo con que la solución para resolver este problema sea seguir haciendo nada”.

“Si es solo poner una bandita, prefiero la bandita que hacer nada y dejar que la situación empeore”, continuó Temprano.

Las tensiones comenzaron a estallar en la reunión, con la mayor parte de las frustraciones dirigidas hacia aquellos que se oponen al proyecto. Algunos partidarios del proyecto asintieron con la cabeza o interrumpieron el desacuerdo cada vez que alguien criticaba al centro de navegación.

Un grupo de Facebook llamado ‘Protect the Mission’, que se opone al proyecto, creó una página en facebook para promover la sesión del ayuntamiento, pero nadie en asistencia se identificó como miembro ni como representante del grupo. Ni la página de Facebook ni el sitio web oficial del grupo proporcionan algún nombre de un director o de alguno de sus organizadores. El Tecolote intentó contactar a Protect the Mission, pero no se obtuvo respuesta antes del cierre de esta edición.

De acuerdo con dicho sitio Facebook, el grupo quiere “prevenir que otro centro temporal para indigentes sea establecido en la Misión en una zona residencial cercana a tres escuelas”, afirmando que los refugios son “ineficaces, traen la delincuencia y abuso de drogas”.

Ronen refirió las preocupaciones sobre seguridad y anunció que habrá una mayor presencia policial en las calles. La multitud abucheó esa solución, dada la desconfianza entre la comunidad y el SFPD.

“El departamento de policía no es la primera opción, y no estamos tratando que sea la primera opción”, dijo el jefe del SFPD, Bill Scott, durante la reunión. “Estamos como colaboradores de esto, y vamos a hacerlo de la manera correcta”.

Blanca Trujillo, una madre que se opone al proyecto, dijo que estaba preocupada por sus hijos: “Todos tenemos el derecho de vivir en un lugar seguro. Yo vivo justo en esa zona. Mis hijos necesitan estar preocupados por sus estudios, no por lo que está pasando en esa área”.

La operación temporal del centro de navegación —la cual llevará un costo 2.5 millones de dólares— durará entre seis y ocho meses. Tanto los partidarios como los opositores del proyecto estaban preocupados de que se invirtiera demasiado dinero en una solución temporal.

Jordan Davis, posa para una fotografía en el primer Centro de Navegación ubicado cerca de la estación Calle 16 del BART el 1 de mayo de 2017. Davis es usuaria del Centro de Navegación y partidaria del nuevo centro. Foto: Cassie Ordonio

Jordan Davis, clienta del centro de navegación, no está de acuerdo con quienes se oponen al centro. Davis vivió en el primer centro de navegación en la Calle Misión durante casi seis meses y trabajó estrechamente con su administrador de casos, algo que carece la mayoría de los refugios para indigentes.

“Los refugios para indigentes eran como una prisión, un centro de rehabilitación”, dijo Davis. “Tenía toque de queda y las restricciones para ir a buscar sus medicamentos, tomaba mucho tiempo para obtener medicamentos. El centro de navegación era más al aire libre, podías ir a comer, tomar medicamentos. Me trataron como a un ser humano”.

Otra reunión de la ciudad está prevista para el jueves 4 de mayo a las 6 pm en la Escuela Secundaria John O’Connell.

Story by: Cassie Ordonio