Anuncios

La Asamblea de California aprobó la AB 1066 por una votación de 44 a 32 el 29 de agosto. De ser firmada por el gobernador Jerry Brown, la ley garantizará a los trabajadores agrícolas el mismo pago por horas extra que todo empleado recibe por más de ocho horas diarias. Foto: Eric Risberg/Associated Press

Después de décadas de luchar por sueldos justos, los trabajadores del campo de California serán remunerados por tiempo extra cuando trabajen más de ocho horas diarias —si el Gobernador Brown aprueba una propuesta de ley que está en su escritorio.

La propuesta AB 1066, escrita por la Asambleísta Lorena Gonzales (D-San Diego) dará un salario justo a los cerca de 825 mil trabajadores del campo que “se aseguran de que tengamos fruta, vegetales y vino en nuestras mesas”, dijo Arturo Rodríguez, presidente de la Unión de Trabajadores del Campo de América, la cual apoya la propuesta. La ley será implementada en un período de cuatro años, empezando en 2019.

“Hoy en día, todos los trabajadores que tocan nuestra comida —desde el chofer, el cocinero y el mesero— reciben paga por tiempo extra después de ocho horas. Todos, menos el trabajador del campo que cosechó la comida”, declaró en un comunicado de prensa el Asambleísta Rob Bonta (D-Oakland) coautor de la propuesta. “Bajo las leyes actuales, estamos mandando un mensaje a los trabajadores del campo de que son diferentes de los otros trabajadores, que su trabajo es menos valorado que el de otros trabajadores”.

La Asamblea de California aprobó la ley 44-32 el lunes 29 de agosto después de un animado debate. Más de 100 trabajadores del campo aclamaban mientras veían el debate transmitido en vivo a las afueras de la Asamblea.

Oponentes de la propuesta, varios de ellos de distintas regiones agrícolas del estado, decían que aumentaría costos a los granjeros y que podría generar prácticas injustas de contratación. Mientras tanto, los simpatizantes lo describieron como un asunto de derechos humanos. El Asambleísta Tony Thurmond (D-Richmond) dijo que se trataba de darles a los trabajadores del campo “un pago justo por un buen día de trabajo”.

En 2010, el esfuerzo por pagarles lo justo por el tiempo extra fue vetado por el antiguo gobernador Arnold Schwarzenegger.

Leyes actuales estipulan requisitos para el pago, hora, y descanso para comer entre otras condiciones de trabajo para los empleados. También requiere que los empleadores paguen por horas extra, el cual es definido cuando un empleado trabaja en exceso del día de trabajo o de la semana de trabajo, e impone sanciones legales por la violación de esos requisitos.

Los empleados de la agricultura están exentos de estas leyes. Actualmente, ellos reciben pago por tiempo extra después de 10 horas y no tienen una semana de 40 horas.

Empezando el 1 de enero de 2022, la ley requerirá que cualquier trabajo realizado por una persona en una ocupación de agricultura, sea remunerado el doble de su pago regular por horas trabajadas en exceso de 12 por un solo día.

La semana pasada, Bonta y dos miembros de su equipo realizaron una huelga de 24 horas para apoyar la propuesta. La medida es particularmente importante para Bonta, quien fue criado en La Paz, California, sede del Sindicato de Trabajadores del Campo (UFW), donde sus padres organizaron a trabajadores filipinoamericanos y méxicoamericanos. Bonta es ahijado de José Gómez, quien fuera asistente ejecutivo de César Chávez.

Un vocero de la oficina de Bonta dijo que la propuesta de ley le costará al estado cerca de $300,000 a $500,000 al año en costos administrativos.