Now Reading
Lanzamiento del primer álbum de cantante con raíces de la comunidad
Diana Gameros. Photo Courtesy DianaGameros.com
Diana Gameros. Photo Courtesy DianaGameros.com

El álbum debut de Diana Gameros, Eterno Retorno, es testimonio de la trayectoria de una apasionada y floreciente música que vino de Ciudad Juárez a San Francisco.

Describiendo su género como “pop alternativo indie folk”, Gameros integra su voz suave a una guitarra rítmica, elementos de música del mundo y matices clásicos, para crear un sonido dulce y agradable que ha cautivado los corazones de un amplio público del Área de la Bahía.

El álbum se estrenará el 24 de noviembre, y se hizo realidad gracias al apoyo de un grupo de aficionados ávidos y una creciente comunidad de admiradores.

El año pasado, Gameros lanzó una campaña de arranque “por necesidad” y obtuvo un notable apoyo —superando su meta original de $15.000, logró recaudar $17.000 para elaborar su primer álbum grabado en un estudio profesional.

“Ni siquiera es por el dinero. Es sobre el inmenso apoyo que sentí y la confianza de la gente con sus corazones y el dinero que va a ofrecer”, dijo.

“Cada vez que recibía un mensaje de apoyo de alguien, era como gasolina, yo sabía que tenían expectativas, y continuamente me motivaron”.

El uso de este dinero para respaldar sus esfuerzos como la empresa de una sola mujer —una escritora, música, compositora y publicista independiente— Gameros ofrece un álbum completo con 11 canciones que transmiten su experiencia emocional como una inmigrante que anhela regresar a su tierra natal.

Envuelto con un collage en la portada que se inspira en el movimiento y las dualidades, el disco de Gameros combina letras sentimentales y un repertorio ecléctico para crear una colcha de colores de sonido, tejiendo música popular mexicana, bossa nova brasileña, pop, guitarra española e influencias de avant garde.

Acompañada por la orquesta Magik*Magik, un grupo proteico que colabora con diferentes artistas para lograr su sonido deseado, la guitarra acústica de Gameros y su voz onírica combina violines, bajo, batería, vibráfono, pandereta, guitarra eléctrica, clarinete e instrumentos de viento —entre otros muchos— para ofrecer una producción completa y de alta calidad.

Líricamente, da rienda suelta a las complejidades de la experiencia inmigrante —la creación de un trabajo significativo con el que muchos pueden relacionarse.

Al escuchar la canción ‘Libre y serena’ uno se embarca en un viaje a casa recordando el mar, el viento cálido, largas mañanas y el tener una gran cantidad de tiempo para caminar, amar y sencillamente apreciar “tu vida llenita de luz”. Esta canción habla de la esencia de la libertad y vivir el momento, que para muchos, sólo se puede encontrar al regresar a América Latina.

En la canción ‘SB1070’ Gameros expresa la frustración asociada con la política de inmigración. Al introducir una composición musical más experimental —ella expresa su deseo de luchar, mientras busca un lugar de paz. La canción emite un sentido personal de desesperación, mientras arroja luz sobre una realidad común.

En general, el álbum es muestra de la singular capacidad Gameros para fusionar estilos, lenguas y sentimientos sin que se note. De pie como una representación genuina de su viaje, su trabajo ferviente ofrece a los oyentes una mirada a su situación emocional y será la delicia del público en todas partes.

Una artista independiente en SF
En 2008, Gameros se trasladó a San Francisco después de estudiar piano clásico en Michigan —en busca de un hogar para sus aspiraciones artísticas.

“Yo lo visioné. Voy allí [a San Francisco] para hacer música, por lo que todos los pasos que estaba tomando fueron para hacer música”, dijo Gameros.

A su llegada se compró una guitarra y un amplificador, y empezó a llevar su música a las calles.

“Cuando llegué por primera vez a San Francisco, tocaba en todos los lugares donde podía. Tocaba serenatas a muchos taxistas”, dijo.

Dos meses más tarde, logró actuar de manera regular en el restaurante Roosevelt Tamale Parlor en la Calle 24, y desde entonces ha tocado allí todos los viernes y sábados por la noche —desde hace cinco años.

“Para mí fue muy especial saber que alguien [el dueño] tan de bajo perfil e humilde en un restaurante familiar estaba dando un enorme valor al arte”, dijo, agradecida de que este trabajo le diera la capacidad de concentrarse exclusivamente en fomentar su carrera musical.

Ella siguió ampliando su talento en toda la comunidad actuando en el Mission Arts Performance Project (MAPP), y se unió a Makrú, un grupo local de fusión de rumba flamenca.

“Tocar en estos eventos de la comunidad realmente me expuso y me dio acceso a la comunidad latina”, dijo. “Donde puedo, toco para organizaciones locales de la comunidad, así es como devuelvo el favor”.

Gameros ha abierto conciertos de Bebel Gilberto, la nominada a los Grammys Latinos Ximena Sariñana, LoCura y Torreblanca en una gran variedad de locales, incluyendo el Teatro Herbst, Red Poppy Art House, Yoshi’s y The New Parish. En 2012 tocó en el Encuentro Del Canto Popular, el concierto anual que organiza Acción Latina.

Aunque gran parte de su viaje ha estado marcado por lograr la ciudadanía, Gameros permanece fiel a la “magia de San Francisco”, como recuerda sentirse de abrumada con la energía cuando llegó aquí.

“Es increíble que al tomar esos pasos, el universo solo ofrece, porque cuando haces lo que en realidad es tu pasión y la que es tu misión en la vida, las puertas se abren”.

Al preguntarle cuál es su mensaje sería para artistas de la comunidad que están comenzando, dijo: “Cree en lo que haces y hazlo con corazón”.
Gameros espera presentar su álbum en una gira por la costa oeste en un futuro próximo y, finalmente, volver a casa para tocar para su familia en México.

El concierto de lanzamiento del álbum de Diana Gameros será en el Teatro Brava, el domingo 24 de noviembre a las 7 de la tarde. Para boletos, visite: www.brava.org. Su CD estará disponible en línea a través de iTunes, CD Baby y otros sitios web a partir del lunes 25 de noviembre.

—Traducción Alfonso Agirre

Story by: Gabriela Sierra Alonso