Now Reading
Campaña anima a las comunidades difíciles de contar a participar en el Censo
+11
View Gallery

A medida que más actividades de la vida diaria se trasladan a su modalidad en línea en un mundo posterior a la COVID-19, las personas que enfrentan barreras tecnológicas corren el riesgo de quedarse atrás. Esta fue la motivación principal para la realización de un evento reciente destinado a crear conciencia sobre cómo completar el censo entre las comunidades difíciles de contar de San Francisco, como lo es la comunidad latina.

El personal local de la Oficina del Censo de los EEUU se asoció con SF Rising y la Coalición de Paridad y Equidad Latina de San Francisco (SFLPEC, por sus siglas en inglés), un grupo de más de veinte organizaciones lideradas por latinos y de servicio latino con sede en esta ciudad, para organizar una caravana del censo para llevar su mensaje directamente a las calles.

La SFLPEC, junto con otras organizaciones comunitarias, han recibido subvenciones de la Ciudad para hacer correr la voz entre sus comunidades. La coalición tuvo que modificar su idea original para “organizar una fiesta… y contar a todos y correr la voz, de boca en boca, mano a mano”, dijo Jaime Aragón, Gerente de Coordinación de Servicios para el Buen Samaritano, y co presidente de la SFLPEC. “Eso no es posible ahora, así que pensamos, bueno, ¿qué podemos hacer para mantener el censo en la mente de las personas?”

El 26 de junio, miembros de varias organizaciones locales se reunieron afuera del Parque La Raza, para intercambiar carteles del censo y cinta adhesiva para decorar sus vehículos con mensajes sobre la importancia de completar el censo.

“La democracia y la participación deberían ser divertidas”, dijo Miriam Medellín-Myers, Coordinadora de Participación Cívica de SF Rising. “Espero que llame la atención y genere algo de impulso para llenar el censo y lo haga menos temible”. El grupo trazó una ruta estratégica en las calles de los Distritos Misión y Excélsior, donde se pueden encontrar algunas de las poblaciones latinas más difíciles de contar en San Francisco.

Cuando el grupo de diez vehículos comenzó su ruta, tocaron la bocina para llamar la atención de los peatones, compartiendo mensajes principalmente en español a través de un megáfono; “¡Todos debemos completar el censo, para obtener ayuda y recursos para nuestras comunidades!”

Cuando los vehículos se detenían en un semáforo en rojo, los conductores repartían folletos con información a los transeúntes. Mientras avanzaban por la calle 24, luego por la calle Misión hasta Excélsior, los peatones levantaban la vista de sus teléfonos y sonreían a la caravana, saludando en señal de apoyo.

Hay muchos factores que contribuyen al recuento de latinos y otras comunidades de color en San Francisco. Para las comunidades indocumentadas, muchas de las cuales temen cualquier tipo de seguimiento por parte de las agencias gubernamentales, completar el censo puede parecer peligroso, y muchos no saben que el censo no hace preguntas sobre la ciudadanía ni el estatus migratorio. Algunos inmigrantes recién llegados no saben que el censo está destinado a contarlos también.

Además, la gentrificación y el desplazamiento han obligado a muchas familias a vivir en viviendas concurridas o en viviendas no tradicionales, como garajes y sótanos. Estos inquilinos a menudo no se cuentan como parte del hogar. Otros se olvidan de contar a los recién nacidos o no saben que se debe contar a los menores.

“Por cada persona que queda fuera del recuento, no recibimos una gran cantidad de fondos federales”, dijo Bret Putnam, especialista en asociaciones de la Oficina del Censo de los EEUU con sede en San Francisco. “Es muy importante que las comunidades obtengan la financiación que merecen”.

Eric Cuentos dirige el Programa de Padres y Socios en Mission Graduates, donde trabaja principalmente con familias latinas para ayudar a los padres a mantenerse involucrados en la vida académica de sus hijos. Para Cuentos, quien dirigió la caravana con su megáfono, el impacto de las comunidades que no cuentan es evidente: “Afecta directamente a Mission Graduates como una organización que obtiene fondos públicos para apoyarlos, pero lo más importante, afecta a las familias mismas”, dijo Cuentos. “Todo, desde almuerzo gratuito hasta opciones de atención médica… tienen menos recursos a su disposición”. Espera usar su posición en Mission Graduates para crear conciencia sobre el censo como una forma para que las familias con las que trabaja “puedan hablar y abogar por las decisiones que afectan sus vidas”.

Como lo han demostrado recientemente los estudios locales de pruebas COVID-19, los latinos de clase trabajadora en San Francisco se ven desproporcionadamente afectados por el virus. Esto es especialmente cierto para familias en situaciones de hacinamiento y trabajadores esenciales que no pueden trabajar desde casa.

“La población latina es una de las más afectadas y tiene la tasa más alta de contraerla”, dijo Medellín Myers. “Si no sabemos quién vive en cierto lugar, ¿cómo obtenemos fondos para estas comunidades? Estamos luchando por una financiación equitativa y no por la militarización, y por la asistencia sanitaria, las escuelas y los servicios sociales”, continuó Myers. “Hacer el censo determina la cantidad de fondos que obtenemos, y luego la próxima pelea es cómo lo gastamos”.

El plazo original para completar el censo se ha extendido, del 31 de julio al 31 de octubre, debido a la interrupción de la vida diaria causada por la pandemia. “El censo es lo último en lo que piensa la gente, especialmente si no puede alimentarse o si ha perdido su trabajo”, dijo Aragón. “Pero es tan vital para los próximos años… nos enfrentamos a recortes presupuestarios… a nuestras comunidades más vulnerables y si no nos cuentan, solo va a agravar esa necesidad”.

Por su parte, Putnam agregó: “Creo que, en general, es bueno ponerse de pie y ser visto y decir estoy aquí, soy importante, merezco ser contado”. 

Completar el censo es fácil, lleva unos diez minutos y no hay preguntas relacionadas con la ciudadanía ni el estatus migratorio. Todos los residentes deben completar el censo independientemente de su estatus. Para completar el censo en línea, visite 2020census.gov/. Para completarlo en español visite 2020census.gov/es.html. Para completarlo vía telefónica, llame al 844-330-2020. O bien, en español, llame al 844-468-2020. 

Story by:

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.