Now Reading
Techqueria: construye una comunidad latina en la industria de la tecnología
Felipe Ventura (a la izquierda) durante un evento de Techqueria en San Francisco, el 19 de junio. Foto cortesía: Pablo Carvajal

Techquería, una organización de latinos en tecnología, fue fundada en Berkeley en noviembre de 2015, y se ha creado para aquellos que estudian o ejercen una profesión vinculada a este campo.

Antes eran llamados ‘Latinx in Tech’ (Latinos en tecnología), pero ahora su nombre es Techquería, un nombre llamativo y apropiado a la vez, desde que uno de los miembros decidió que el nombre era el mejor para identificarse como grupo, pues no solamente se reúnen para tratar temas laborales, sino también compartir comidas mientras crean y aprenden juntos.

Techquería —que también funciona como un espacio para tratar temas empresariales sin necesidad de una oficina física— se inició como un grupo informal. A pesar de que en el área de la bahía hay muchos latinos en el sector tecnológico, su número es menor. El propósito de crear este espacio es para saber cómo es el ambiente laboral de cada integrante, cómo influenciar en el sector laboral, saber qué se encuentra haciendo cada uno de ellos y qué pasos piensan dar a futuro.

El 19 de junio, en la ciudad de San Francisco y en las instalaciones de Lyft, se realizó un evento donde estuvieron presentes varios de sus administradores, uno de ellos el ingeniero Felipe Ventura, nacido y criado en New York, hijo de madre colombiana y padre dominicano. Con 29 años de edad, actualmente se encuentra trabajando en Way2b1, una empresa de finanzas.

Ventura expresa que su propósito no era solo el de ejercer su profesión, además, sentía la necesidad de poder introducirse a un lugar donde compartir un interés mutuo y la identidad de ser latino. Manifiesta que, dada la falta de representación y diversidad en el sector tecnológico, surgió la necesidad de crear este espacio, donde puedan reunirse y trabajar para navegar la industria y poder crear mejores oportunidades de empleo.

“Sentimos una gran responsabilidad en la labor que ejercemos y siempre tenemos en cuenta las comunidades latinas de donde provenimos. Desde que vine aquí, buscaba una comunidad donde pudiera compartir no sólo mi identidad, también lo que hago como profesión. No solo queremos que haya más representación sino también asegurarnos de que estamos creando una comunidad que refleje la diversidad de la identidad latina y que nuestra labor ayude a nuestras comunidades”, expresó.

Los miembros de este grupo son de todas partes de Latinoamérica. En el área de la bahía, la mayoría son mexicanos y centroamericanos. Son cinco los grupos que conforman esta comunidad, que se encuentran en Los Ángeles, Texas, Chicago, New York y San Francisco.

Cabe destacar que este equipo de ingenieros latinos, ha dado pequeños pasos desde un principio con la participación y la iniciativa de varios administradores para crear eventos con el objetivo de darse a conocer y además empezar a involucrar a más personas. En su grupo de Facebook, tienen a más de mil integrantes y actualmente mantienen una comunicación más amena a través de un programa que funciona como mensajería. Allí, se encuentran más de tres mil personas interactuando sobre todos los avances de la comunidad.

Ventura también señala la aportación que hacen a la comunidad de San Francisco: la realización de talleres sobre entrevistas para preparar a ingenieros, mismas que están abiertas a toda la comunidad. Otros de los talleres que brindan son para enseñar aspectos específicos en tecnología, los llamados paneles (reunión de personas expertas en un tema específico), los cuales están enfocados en sus propias experiencias pero con mucho contenido técnico.

Natalie Contreras (a la izquierda) y su hermana Andrea, asisten a un evento de Techqueria en 19 de junio en San Francisco. Foto: Lisbeth Arias

Una de las integrantes, Natalie Contreras, de 27 años, desarrolladora en sistemas computacionales, hija de padres mexicanos y nacida en la comunidad de la Misión, con estudios en antropología y estudios chicano y latinoamericano, expresa que también practica el arte, pues se considera muy creativa en cuanto a la estética, la imagen y por ello decidió conectar esto con el trabajo de la programación.

Contreras comenta que el logo de Techquería ha llamado su atención, lo mismo que el poder estar presente en las conversaciones de innovación tecnológica. Contreras expresa que se siente cómoda perteneciendo a tal organización ya que otras personas siendo migrantes al igual que sus padres y sus abuelos, llegan a este país solos y desean integrarse, por lo que está contenta con el apoyo que pueden brindarse entre los latinos para crecer como profesionales.

Natalie ha invitado al evento a su hermana Andrea Contreras, de 20 años. Desea descubrir si en un futuro cercano ella puede desempeñar un trabajo como el de su hermana. Natalie y Andrea están orgullosas de su familia ya que sus abuelos originarios de México llegaron a este país, realizando el trabajo de pizcar, y están muy contentas de crecer profesionalmente, representando a la comunidad de latinos.

Una de las cosas que comentaron las hermanas, fue la discriminación que existe hacia el grupo de mujeres que se dedican a la tecnología. Natalie comenta que no ha experimentado este tipo de caso pero sabe de otras mujeres que sí, de ahí la importancia de esta comunidad Techquería ya que todos y todas son bienvenidos sin importar su procedencia.

Por su parte, Ventura comenta que el objetivo es seguir creciendo como comunidad y continuar con el intercambio de conocimientos con otros grupos. Esta comunidad abre sus puertas a voluntarios, patrocinadores, oradores para sus eventos, y todo aquel que desee colaborar o aportar para el crecimiento del grupo. Puede hacerlo a través del correo electrónico, organizers@techqueria.org o vía Facebook.

Story by: Lisbeth Arias