Now Reading
Guía 2014 para el Votante Latino
Via SF Examiner
Via SF Examiner

El 4 de noviembre, la gente de San Franciscano votará sobre una variedad de propuestas a nivel local y estatal. Los resultados de estas elecciones afectarán la vida de quienes viven, trabajan y pagan impuestos en San Francisco. Los estudiantes del curso Política latina del Departamento de estudios de latino/latina en la Universidad Estatal de San Francisco asumieron el desafío de aprender tanto como sea posible acerca de las proposiciones, evaluando sistemáticamente cada una y planteando la siguiente pregunta de investigación, “¿esta proposición responde a los intereses políticos de la comunidad latina?”

Después de extensas investigaciones, análisis y debate, los estudiantes ofrecen las siguientes recomendaciones sobre doce proposiciones locales y seis estatales, basadas en un conocimiento completo de las crecientes necesidades del latino. Esperamos que estas recomendaciones ayuden al votante en las próximas elecciones. En California, los latinos constituyen el 38% de la población, pero sólo el 22% de los votos. Necesitamos la participación de todos los votantes para representar a nuestra comunidad el 4 de noviembre y hacer que nuestras voces sean escuchadas en tan importantes cuestiones.

NIGUNA RECOMENDACIÓN a la Proposición A – bono de transporte
Aunque existen muchas razones convincentes para apoyar la Proposición A, también tenemos fuertes reservas sobre cómo se implementaría esta iniciativa. Con la realización de tareas sobre el transporte de San Francisco se identificó la necesidad de $10 billones en proyectos de infraestructura crucial para los próximos 10 años. La Proposición A permitiría a la Ciudad pedir un préstamo por $500 millones mediante la emisión de bonos de obligación general sobre los proyectos de infraestructura diseñados para mejorar la accesibilidad y confiabilidad del Muni, mejorar las condiciones de las calles y hacer caminos más seguros para los peatones, ciclistas y automovilistas. Esto suena muy atractivo para los latinos que dependen del transporte público y apoyan la idea de reforzar fondos para infraestructura del transporte público. El problema es que la Agencia de Transporte Municipal de San Francisco (SFMTA, por sus siglas en inglés) no está legalmente obligada a utilizar dinero para ese propósito y somos reacios a poner confianza ciega en esta agencia que muchas veces ha decepcionado a la comunidad latina. Apoyamos la financiación para el transporte público pero se cuestiona el que la Proposición A sea un mandato suficientemente fuerte para garantizar que la mejora beneficie a los usuarios.

«SÍ» a la Proposición B –fondo de transporte y crecimiento de la población
Con la Proposición B se destinará más de nuestro dinero de impuestos a la SFMTA conforme crezca la población. También establecería reglas para que este organismo utilice el 75% del aumento en la mejora de la confiabilidad del Muni, frecuencia de pago, capacidad y reparaciones. El otro 25% se utilizaría para mejorar la seguridad de las calles. En 2015, este incremento se basará en los últimos 10 años de crecimiento de la población. Posteriormente, cada año dependerá solamente del año anterior. Si bien, uno de los inconvenientes de la Proposición B es que se dispondría de dinero del fondo general quedando su aplicacion lejos de su uso vital, como para ofertar servicios a nuestra comunidad, creemos que los latinos se beneficiarán con el aumento de la financiación para el transporte público.

«SÍ» a la Proposición C –los niños y las familias primero
De aprobarse, la Proposición C prolongará el fondo infantil para los próximos 25 años y extenderá el fondo público de educación durante 26 años. Ambos fondos proporcionan a los niños los servicios públicos de salud, programas extras curriculares, recreación y programas culturales, y proporcionan ayuda a jóvenes sin hogar. La medida establecería la creación de un consejo que revise planes de mejora a las condiciones de niños y familias en San Francisco. También dividiría el Fondo de día lluvioso de la Ciudad en dos entidades separadas: la Reserva del día lluvioso de la ciudad y la nueva Reserva para el día lluvioso de la escuela que se utilizará exclusivamente para brindar servicios a niños y jóvenes en transición del cuidado de crianza o que carecen de vivienda. Los niños latinos conforman la mayoría poblacional en escuelas públicas en California y dependen mucho de los servicios públicos.

ShowImage

«SÍ» a la Proposición D –beneficios de salud para jubilados
La Proposición D crearía una oportunidad para ex empleados de la Agencia de Reurbanización o la Agencia Sucesora para recibir sus beneficios de jubilación. De aprobarse la proposición, estos ex empleados serían plenamente acreditados por su servicio prestado. Queremos ser solidarios con ellos y todos los trabajadores, independientemente de su origen étnico, y la proposición D aseguraría que estos ex empleados reciban los beneficios que legítimamente han ganado.

«SÍ» a la Proposición E –impuesto sobre las bebidas azucaradas
La proposición E impondría un impuesto de dos centavos por onza para disuadir a los consumidores de comprar bebidas edulcoradas. Menor consumo de éstas se traducirá en la reducción de enfermedades como obesidad, diabetes, cardíacas y de presión arterial alta que afectan a la comunidad latina. Los impuestos recolectados serán dirigidos a programas de actividad física y salud. Se destinarán $12 millones a las escuelas públicas para ampliar servicios nutricionales, como almuerzo escolar, programas extraescolares y clases de educación física. Otros $8 millones se utilizarán para el acceso a alimentos saludables y agua potable, estaciones para llenar botellas de agua, incremento de los servicios de salud para comunidades de bajos ingresos y campañas de educación pública para promover una vida sana. Aunque es un impuesto regresivo, lo que significa que personas de bajos ingresos serán los más afectados, apoyamos la proposición E porque hemos visto este tipo de impuesto trabajar a nuestro favor en el pasado, como en el caso del impuesto a los cigarrillos que incitó a la gente a dejar de fumar. La proposición E podría inducir un cambio en la cultura del consumo de bebidas azucaradas y podría guiarnos hacia una forma más saludable en su consumo.

«SÍ» a la Proposición F –muelle 70
La Proposición F podría generar el acceso público a la costa de la ciudad por el histórico muelle 70, trayendo consigo empleos locales y la construcción de parques y viviendas en la zona. Esta proposición crearía unos 13,000 empleos permanentes y 11,000 puestos de trabajo de construcción. Aumentaría el transporte público con más de $20 millones comprometidos para mejoras del tránsito y la creación de 300 a 600 unidades de vivienda asequible para personas de ingresos bajos y medianos. También preservaría edificios históricos y promovería la creación de un centro de recreación de nueve hectáreas frente al mar con parques, patios y espacios accesibles para todos.

«SÍ» a la Proposición G –impuesto a la reventa de la propiedad
La Proposición G pretende reducir la especulación inmobiliaria y los desalojos mediante la imposición de altos impuestos a las propiedades que son ‘volteadas’ con fines de lucro. Crearía un nuevo impuesto sobre la venta o transferencia de unidades múltiples con menos de 30 unidades si llegan a vender dentro de los primeros cinco años. La ciudad ya recoge un impuesto de entre 0.5 y 2.5%, pero tasas actuales sólo se aplican al valor de la propiedad y no cambian según la propiedad. La proposición G crea un ‘impuesto escalonado’ a cinco años que comienza en 24% si la venta se produce dentro de un año y se reduce a 14% después de 4 años. San Francisco está enfrentando un aburguesamiento generalizado que lleva al desalojo de inquilinos. Esta proposición frenaría la ola de desalojos. Puesto que los latinos rentan más que otros, consideramos que dicha proposición beneficiaría a esta comunidad. Proporciona exenciones a quienes están sujetos restricciones basadas en la accesibilidad así como para propietario de edificios en ocupación, centrándose más en los agentes inmobiliario. También no aplicaría a viviendas unifamiliares o nuevas viviendas en caso de que la vivienda estuviera disponible como de interés social durante al menos 15 años.

«SÍ» a la Proposición H –pasto natural en el Parque Golden Gate
La proposición H requeriría a la Ciudad mantener el césped natural en todos los campos atléticos del Parque Golden Gate, así como contar con alumbrado durante la noche, prohibiendo la puesta de césped artificial. Esto permitirá que este parque preserve su fauna natural. La Comisión de Parques y Recreaciones tiene el recurso financiero para mantener el césped natural en el campo de atletismo gracias a un bono de 2008 que prevé $5 millones para la renovación.

«NO» a la Proposición I –Césped del Parque Golden Gate
Esta proposición implementaría la instalación de césped artificial y alumbrado nocturno en campos deportivos del Parque Golden Gate, permitiría además, la renovación de áreas de picnic, baños y la apertura de espacios de recreación. Consideramos esto como positivo, sin embargo, resulta a la vez un inconveniente otorgar el poder a la Comisión de Parques y Recreaciones para anular el aporte y control comunitario en las renovaciones futuras del Parque.

«SÍ» a la Proposición J –aumento del salario mínimo
La Proposición J propone aumentar el salario mínimo en San Francisco de $10.74 por hora a $15 por hora en 2018. Esto significa hacer un mínimo de $31,000 por año como trabajador de tiempo completo. Ello contribuiría de cierta manera a solucionar el problema de la disparidad de ingresos y ofrecería un pequeño impulso a la economía local, beneficiando a las empresas de la ciudad. Un salario mínimo más viable también podría ayudar a que los latinos permanezcan en San Francisco.

«SÍ» a la Proposición K –vivienda asequible
En noviembre de 2012, los votantes de San Francisco aprobaron el ‘Housing Trust Fund’ que requiere que la ciudad destine una parte de su presupuesto anual a programas de vivienda asequible con un incremento anual. Actualmente, el nivel de financiamiento es la mitad del incremento anual requerido y la ciudad no puede alcanzar su meta de 30,000 unidades de vivienda asequible para el 2020 a menos que se implementen ingresos adicionales. La proposición K haría que la ciudad se comprometa a edificar o rehabilitar al menos 30,000 viviendas asequibles para aquel año, más de la mitad estarán dentro del alcance de la clase media trabajadora y un tercio se reservará para hogares de quienes tengan ingresos bajos a moderados. Requerirá que el Alcalde y la Junta de supervisores diseñen una estrategia de financiación que garantice la preservación de las unidades de alquiler existentes y financie la rehabilitación de viviendas públicas. Esta proposición es limitada en sus mecanismos de aplicación y nos preocupa que no sea suficiente como exigir viviendas asequibles, pero creemos que es mejor que nada.

«NO» a la Proposición L –automóviles en San Francisco
La Propuesta L favorece a los conductores por sobre los usuarios del transporte público en San Francisco. Requeriría la operación de parquímetros sólo en días laborables, el congelar las cuotas en estacionamientos, multas de tráfico y permisos de estacionamiento durante cinco años, y requiere la aprobación de los residentes locales para instalar nuevos parquímetros, sentando antecedentes para la construcción de nuevos estacionamientos, la promoción de una mayor aplicación de leyes a peatones y ciclistas así como la creacion de un Comité Consultivo de Conductores que promueva mayor representación para ellos. Mientras que esto promueve conductores más respetuosos, por otro lado, también contribuye a incrementar el congestionamiento vial y desalienta la alternativa del uso del transporte público. Creemos que no es del interés de la población latina particularmente de los jóvenes que necesitan mayor acceso al transporte público. Hemos encontrado que muchos grupos de interés latino se oponen a la proposición L, incluyendo el Club Democrático Latino y CC Puede.

PROPUESTAS PARA TODO CALIFORNIA:

«SÍ» a la Propuesta 1 –agua bonos
La Proposición 1 plantea a los votantes la pregunta ‘¿Cuánto dinero debemos destinar al agua?’ Los autores quieren financiar un bono de $7.5 billones para mejorar el almacenamiento de este vital líquido, la gestión de aguas subterráneas, su limpieza, seguridad, conservación y reciclaje. Esta proposición asignaría $2.7 billones para estimular el crecimiento en la economía de California por tratar, proporcionar y almacenar el agua garantizando su suministro fiable a las granjas durante sequías severas. También proporcionará $900 millones en fondos para el agua potable en las comunidades donde está contaminada. Los opositores se quejan de que incrementará la deuda de nuestro estado. Aunque costosa, creemos que esta medida, en definitiva, beneficiará a las comunidades latinas si mejora la seguridad del agua potable y apoya la agricultura mediante la promoción de una fuente más confiable de agua. Sin embargo, vemos la necesidad de seguir presionando para asegurar los fondos que beneficien a nuestra comunidad.

«SÍ» a la Proposición 2 –fondo de día lluvioso
El fondo de día lluvioso enmendaría la Constitución para cambiar la forma como el estado paga deudas y pone el dinero en reserva. Limitará cualquier gasto innecesario centrándose en la estabilización del presupuesto estatal y la aceleración del pago de la deuda de California al exigir que el estado destine dinero para el fondo durante años cuando aumenta la renta de 6.5 a 7.7% de los ingresos del fondo general estatal. Cuando los tiempos sean malos, distribuiría el dinero guardado a la cuenta de estabilización del sistema educativo público, que protegería contra futuros recortes a las escuelas, seguridad pública y otros servicios vitales. Esto beneficia al sistema escolar público evitando el déficit masivo en California, algo que ya ha sucedido. Aunque existen algunos inconvenientes, incluyendo la imposición de un tope a las reservas que puede mantener una escuela local, creemos que los beneficios superan los costos. Los latinos conforman el 38% de la población de California y 53% de los estudiantes de la escuela pública, así que cualquier tema de financiación sobre el sistema educativo público es un tema de interés para el latino. El fondo de día lluvioso no sólo protege a los contribuyentes latinos, sino también a nuestros estudiantes ofreciéndoles mayor estabilidad de financiamiento para sus escuelas.

«SÍ» a la Proposición 45 –seguros
La Proposición 45 proveerá la supervisión sobre las tasas de seguro de salud por el Comisionado de Seguros de California. De aprobarse, se requeriría la aprobación de tarifas y la difusión pública, así como audiencias sobre el cambio de la tasa. También prohibiría a las aseguradoras de salud, automoviles y vivienda establecer políticas de elegibilidad o tarifas basadas en la falta de cobertura previa y obligandolas a ser más transparentes y responsables con el público. Muchos latinos no pueden pagar un seguro y esto les permitiría su acceso.

“No” a la proposición 46 –control de negligencia médica y prueba de drogas para los médicos
La Proposición 46 aumentaría la compensación que los pacientes podrían ganar en caso de que demanden a su médico por negligencia. También requeriría la aplicacion de pruebas de consumo de drogas y alcohol a médicos que podrían enfrentar un posible despido en caso de que los resultados fueran positivos. Los médicos necesitarían consultar una base de datos estatal con el historial de prescripción médica antes de prescribir ciertas sustancias controladas. La medida crearía la primera ley en los EEUU que exigiría la realización al azar de pruebas de drogas a los médicos. Creemos que esto aumentaría los costos de salud para los consumidores y los contribuyentes, reduciendo el acceso a los pacientes, llevando muchas clínicas comunitarias a reducir o eliminar servicios vitales. La Proposición 46 facilitaría y haría rentable para los abogados el demandar a los médicos, clínicas y hospitales. El mandato de contar con una base de datos estatal que contenga la información de prescripción personal, también pondría nuestra privacidad en riesgo.

«SÍ» a la Proposición 47 – creación del fondo ‘Barrios seguros’
La Proposición 47 podría redefinir los delitos no graves, no violentos que ahora son delitos menores siempre y cuando el acusado tenga condenas previas por asesinato, violación, ciertos delitos sexuales o ciertos crímenes con portación de arma. También crearía el fondo ‘Barrios y escuelas seguras’ con dinero ahorrado tras la implementación de la iniciativa. Las comunidades latinas se beneficiarían de estos programas financiados, incluyendo programas que reduzcan el absentismo escolar y el consumo de drogas. El fondo recibiría créditos basados en ahorros acumulados por el estado durante el año fiscal, en comparación con el año fiscal anterior con estimaciones que van desde $150 millones a $250 millones por año.

«NO» a la Proposición 48 – nuevo casino en el Condado Madera
De aprobarse, la esta proposición permitiría a la tribu North Fork la construcción de un nuevo casino en el Condado Madera junto a la autopista 99, que es tierra fuera de la reserva, prohibiendo a la tribu Wyatt de construir otro. A cambio, habría ingresos compartidos de 2.5-3.5% entre ambas tribus. La tribu North Fork también tendrían que hacer los pagos a las tribus que no cuenten con casinos y al gobierno estatal y local. La proposición 48 no cumple con la ley indígena reglamentaria de juego de 1988 que promete mantener los casinos sólo en tierras de reserva original y podría abrir la puerta a nuevos proyectos similares. No otorgaría dinero a las escuelas ni al fondo general de California y sólo eliminaría recursos y empleos a los casinos de la reserva y las empresas cercanos.

Esta guía fue creada por la profesora Teresa Carrillo y los siguientes estudiantes del curso latino política LTNS 660 de SFSU: Isaac Altamirano, Hector Amaya Irene Andrade, Eric Arellano, Julio Cortez, Jaime Delgado, Stephanie Flores, Guillermo Garcia, Jessica Gonzalez, Lisandra Gutierrez, Julia Hernández, Clarissa Johnson, Elizabeth León, Martha López, Daniela Marquez, Deziree Miller, Saira Ramos, Javier Robollar-Loza, Romelia Rojas, Brian Perez, Carlos Perez Tania Perez, Victoria Rivas, Stephanie Romero, Daniela Sanchez, Juan Santamaria, Maura Villanueva.

—Traducción Equipo

Story by: estudiantes del curso latino política