Now Reading
Con una prometedora reforma a la justicia, Chesa Boudin perturba al status quo

Con una prometedora reforma a la justicia, Chesa Boudin perturba al status quo

Los partidarios del fiscal de distrito de San Francisco electo, Chesa Boudin, quien esperaba celebrar una victoria en la misma noche de las elecciones, tuvieron que esperar cuatro días para que el conteo de votos fuera suficiente para asegurar una victoria. Pero el estado de ánimo en El Río el sábado 9 de noviembre fue vibrante, y marcó el final de una elección muy reñida que atrajo la atención nacional y cientos de miles de dólares.

Aunque Boudin recibió casi 9 mil votos más que su oponente más cercano, solo tuvo alrededor del 36 por ciento de los votos en general. Por lo tanto, el sistema de votación por orden de preferencia de San Francisco entró en acción, otorgándole votos a él o a su oponente, Suzy Loftus, de acuerdo con las elecciones de segundo y tercer lugar de los votantes. Al final, ganó por solo 2,831 votos.

Subscribe to our newsletter for the latest news from El Tecolote
Suscríbete a nuestro boletín para recibir las noticias más recientes de El Tecolote

* indicates required

Entre los distintivos carteles de campaña de Boudin en verde y naranja, sus partidarios también usaron camisetas y pines para otros candidatos progresistas, como el senador y candidato presidencial Bernie Sanders y Shahid Buttar, que se postula para representar a San Francisco en la Cámara de Representantes. La energía que mantuvo la fiesta durante varias horas “está poniendo viento a nuestras ventas”, como lo expresó su partidario Cody England. “Esta energía se transferirá a las carreras progresivas en San Francisco y el Área de la Bahía. Vemos que el progresismo está ganando y ya se esperaba en San Francisco”, agregó.

La contienda para la fiscalía de distrito a menudo no recibe mucha atención, pero en este caso, la fiesta de la victoria atrajo a algunos nombres importantes, como la ex supervisora y candidata a alcalde Jane Kim, el supervisor del Distrito 6 Matt Haney y el activista de Black Lives Matter, Shaun King.

El fiscal de distrito electo, Chesa Boudin, y su prometida, Valerie Block, celebran la victoria en El Río, el 9 de noviembre de 2019. Foto: Beth LaBerge

Sin embargo, el propio Boudin desapareció durante las primeras horas; venía en un vuelo desde Nueva York cuando el Departamento de Elecciones publicó los resultados que mostraban su victoria. Pudo ver los resultados, y una avalancha de mensajes de texto de felicitación. Muchos de esos textos llegaron a través de un número de Google Voice. “[Los sistemas de Google] pensaron que estaba enviando correo no deseado por tantos mensajes que se estaban enviando. Entonces, mientras estaba en el avión, perdí uno de mis dos números”, dijo Boudin.

Boudin había ido a Nueva York a visitar a su padre, quien estuvo en prisión casi toda su vida. Esa experiencia “hizo que Chesa dedicara su carrera a hacer que nuestro país sea más seguro mediante la reforma de nuestro sistema de justicia penal”, según el sitio web de su campaña. Prometió enfatizar la “justicia restaurativa” (un modelo de justicia que se enfoca en rehabilitar a los delincuentes a través de la reconciliación con las víctimas y la comunidad en general) en lugar del encarcelamiento y otros enfoques punitivos como la libertad condicional.

Ese enfoque de la justicia penal llamó la atención de Brandon Harami, presidente de los Berniecratas de San Francisco. En particular, la oposición de Boudin a la fianza apeló a Harami cuando se reunieron al principio de la campaña para considerar si los Berniecratas respaldarían su candidatura.

“La fianza es realmente un sistema que ayuda a los ricos a salir de la cárcel más rápido mientras que los pobres son encarcelados, tal vez incluso por un delito que ni siquiera cometieron”, dijo Harami. “¡Chesa se ha comprometido a poner fin a la fianza y su elección significa que le pondremos fin en San Francisco!”

Después de esa conversación, Berniecratas de la ciudad respaldaron a Boudin, junto con varias otras organizaciones locales, incluyendo la UESF, la Unión de Inquilinos de San Francisco, el Club Demócrata Latino y el Local 1021 de SEIU.

Además de todos esos avales locales, la campaña obtuvo un respaldo nacional de alto perfil, en las últimas semanas de la contienda. El 28 de octubre, el senador Bernie Sanders se tomó un momento de su propia carrera para la nominación demócrata para presidente, para respaldar a Boudin, el único candidato que apoyó en California en 2019.

Jane Kim, ahora miembro destacado del equipo de Sanders en California, explicó por qué esta carrera fue tan importante para Sanders: “La reforma de la justicia penal es una parte clave de la plataforma del senador para postularse a la presidencia”, dijo. Comparó a Boudin con otros candidatos a fiscales de distrito que se han postulado recientemente en plataformas similares, como Larry Krasner, quien fue elegido fiscal de distrito para Filadelfia en noviembre de 2017, y Tiffany Cabán, que llegó a solo 55 votos de ganar las primarias demócratas para convertirse en Fiscal de Distrito en Queens, Nueva York.

“La gente ahora se ha dado cuenta de que si quiere ver una verdadera reforma de la justicia penal, tiene que suceder en la oficina del fiscal de distrito, por lo que se necesitaron años de trabajo para lograr estas victorias”, dijo Kim.

Boudin llegó a la fiesta alrededor de las 9:30 p.m. En su discurso de victoria, enfatizó la importancia del trabajo voluntario realizado por SF Rising Action Fund, que se describe en su sitio web como “una vibrante y joven alianza electoral que construye el poder político de las comunidades de color de la clase trabajadora en San Francisco”.

Emily Lee, directora de SF Rising Action Fund, citó la responsabilidad policial como una razón importante para el apoyo de esa organización a Boudin. Con los asesinatos de alto perfil cometidos por el SFPD en los últimos años, los oficiales “básicamente cometieron esos actos de asesinato con impunidad, y el fiscal nunca presentó cargos en ese momento”, dijo. “[Eso es] lo que Chesa representaba para nuestras comunidades … un fiscal que realmente responsabilice a la policía… que no deje que los agentes salgan impunes [o] con solo una palmada en la muñeca”.

Ella dijo que su trabajo en la campaña de Boudin también ayudará a que la votación se convierta en un hábito entre las comunidades de color, para que esas comunidades estén mejor representadas en las elecciones en 2020. “Si puedes hacerlo un hábito, entonces se hará más y más a menudo”, dijo.

El principal oponente de Boudin, Suzy Loftus, contó con el apoyo de gran parte del aparato político, incluido el Partido Demócrata de San Francisco, los senadores de California y la alcaldesa London Breed. Cuando el Fiscal de Distrito George Gascón anunció el 3 de octubre que planeaba renunciar antes de las elecciones, Breed rápidamente anunció que nombraría a Loftus, convirtiéndola en titular, pocas semanas antes del día de las elecciones.

See Also

La medida provocó críticas y protestas inmediatas. El capítulo del norte de California de la ACLU se refirió a la medida como “maquinación política”. El ex senador estatal Mark Leno, que se había alejado de la política después de una carrera fallida a la alcaldía el año pasado, salió en apoyo de Boudin después del nombramiento de Breed, que él refirió al San Francisco Examiner como un “asalto a un proceso electoral justo”.

Carmello Tringali, un partidario de Boudin que estuvo en la fiesta el sábado, calificó aquel nombramiento de “indignante” y dijo que en última instancia pudo haber ayudado a Boudin a ganar, debido a la reacción violenta a la medida.

Se gastaron casi $2 millones en apoyo de los cuatro candidatos en la carrera de fiscales de distrito, incluidas las contribuciones a las campañas y los gastos independientes. Las donaciones en apoyo de Boudin totalizaron alrededor de $958 mil, mientras que las donaciones para Loftus fueron de aproximadamente $587 mil.

Otros $55 mil fueron invertidos no para apoyar a algún candidato específico, sino en oposición a Boudin, y este monto fue cubierto en su mayoría por la Asociación de Oficiales de Policía de San Francisco.

El San Francisco Chronicle informó que varias asociaciones de oficiales de policía de otras ciudades también gastaron miles de dólares para oponerse a Boudin, incluidos $150 mil del POA de Los Ángeles y $25 de la Asociación Benevolente de Sargentos de Nueva York. Sin embargo, la columna no se publicó hasta mucho después del día de las elecciones, por lo que los votantes no pudieron tener eso en cuenta al hacer su elección.

El hecho de que las organizaciones policiales de otras ciudades y estados intentaron frustrar la elección de Boudin habla de la amenaza que su campaña representaba para el statu quo, y también de la batalla cuesta arriba que enfrentará reformar verdaderamente la justicia. Sin embargo, el nuevo fiscal de distrito de la ciudad, que asume el cargo en enero, se aseguró de enfatizar que su elección es parte de un mayor movimiento para el cambio:

“No hay forma de que una persona, no importa quién, no importa cuán duro trabajen, no importa cuán inteligentes sean, pueda lograr el tipo de transformación que los votantes eligieron en mi para dirigir”, dijo Boudin. “Eso requiere un movimiento, Es por eso que estoy tan orgulloso de trabajar con estas otras organizaciones, para que me empujen a medida que avanzamos en los próximos cuatro años”. 

SUPPORT EL TECOLOTE

X