Now Reading
¿La campaña de Scott Wiener resistirá progresismo de Jackie Fielder?

En marzo, Jackie Fielder, una organizadora indígena de 25 años, activista ambiental y defensora de los bancos públicos, intentará ocupar el puesto del senador estatal Scott Wiener de lo que podría decirse que es una de las oficinas más poderosas de San Francisco. Los senadores estatales juegan un papel único en el panorama político local, ya que sirven a sus comunidades inmediatas, pero también pasan una gran parte de su tiempo en Sacramento, representando a su distrito en el nivel superior de la legislatura.

Fielder, que sólo anunció su candidatura el 26 de noviembre, espera montar la misma ola progresiva que llevó al Supervisor del Distrito 5 recientemente elegido, Dean Preston, y al Fiscal de Distrito, Chesa Boudin, en sus respectivas oficinas.

Wiener, de 49 años, ocupó el asiento del Distrito 11 durante los últimos tres años después de derrotar por poco a la ex supervisora ​​de San Francisco Jane Kim en noviembre de 2016. Fielder, a quien El Tecolote perfiló en diciembre de 2019, cofundó la Coalición de Bancos Públicos en San Francisco en defensa de la Ley de Banca Pública, AB 857, que permitirá a las ciudades y condados patrocinar o formar bancos públicos. La AB 857 fue aprobada en el senado estatal y fue firmada por el gobernador Gavin Newsom el 3 de octubre de 2019. Actualmente trabaja como profesora a tiempo parcial en el Departamento de Estudios Étnicos en la Universidad Estatal de San Francisco y complementa estos ingresos con un trabajo en la industria de servicios. 

El senador estatal Scott Wiener, saluda a los asistentes al desfile del Orgullo en San Francisco, el domingo 24 de junio de 2018. Foto: Ekevara Kitpowsong

El 13 de diciembre, el senador Wiener habló con El Tecolote para proporcionar una visión general de su trabajo desde su elección de 2016 y analizar cuáles serán sus objetivos mientras embarca en lo que se espera que sea otra campaña competitiva. Se describió a sí mismo como un fuerte defensor de la atención médica, habiendo sido coautor de un proyecto de ley de salud para un solo pagador y respaldado un proyecto de ley que brindaba acceso a la atención médica a los niños indocumentados.

También fue coautor del SB-55, que explicó “protege a los inmigrantes que están testificando en la corte al prohibir que los abogados les pregunten sobre su estado migratorio a menos que sea relevante”. Pero él mismo admitió que queda “mucho trabajo presupuestario” por hacerse a fin de proporcionar el apoyo estructural necesario que apoye a las comunidades de inmigrantes.

Pero quizás el tema más asociado con Wiener en su tiempo como senador son sus políticas controversiales en el tema de vivienda. Cuando se le preguntó sobre su enfoque para resolver la crisis de la vivienda, Wiener reiteró sus argumentos anteriores, afirmando, principalmente, que la solución requiere un aumento de apartamentos.

“En este momento, en gran parte de California, es ilegal construir edificios de apartamentos o viviendas asequibles debido a la zonificación”, dijo Wiener. “Lo único que se le permite construir es viviendas unifamiliares. Y eso es cierto incluso en áreas que tienen mucho tránsito o muchos empleos. Y el objetivo es que, si queremos que la gente conduzca menos, debemos hacer posible que las personas vivan cerca de donde trabajan y también cerca del transporte público. Por lo tanto, necesitamos tener más densidad de viviendas cerca del tránsito y cerca de los trabajos. Como la Misión ya está dividida en zonas para mucha densidad, nuestra propuesta realmente no afectará a la Misión porque ya está dividida en zonas para la densidad. Lo mismo con Chinatown, lo mismo con el sur de Market y Tenderloin.

Aunque Wiener afirma que sus propuestas no afectarían a la Misión, The Chronicle documentó sus esfuerzos en torno al contencioso proyecto de ley al destacar el rechazo de los residentes de la Misión a la construcción de un edificio de apartamentos de lujo de cinco pisos en la calle Valencia. Este edificio parecía personificar las fallas del plan de vivienda de Wiener, ya que solo dos de las 16 unidades se reservaron para vivienda asequible, cuestionando cómo este enfoque crearía más suministro.

La candidata a senadora estatal por el D11, Jackie Fielder, se dirige a sus simpatizantes durante el lanzamiento de su campaña en El Río, en San Francisco, el 6 de diciembre de 2019. Foto: Heidi Alletzhäuser

Sin embargo, Fielder no ve la crisis de la vivienda como un problema tanto como una cuestión de asequibilidad real y una desigualdad de ingresos debilitante. En una entrevista con Nick Estes, presentador de The Red Nation, un podcast que destaca las historias y el trabajo de los líderes indígenas, Fielder describe los últimos períodos que ha pasado haciendo surf couch y durmiendo en su camioneta. A pesar de ser egresada de Stanford y con dos empleos, Fielder, como muchos otros en la ciudad, se ha enfrentado a la realidad de que la vivienda a precio del mercado es simplemente insostenible para muchos residentes.

Fielder ha cuestionado abiertamente las políticas de vivienda de Wiener. En una entrevista con The SF Examiner, explicó que sus motivos para postularse fueron en gran medida para garantizar que las bienes raíces se mantengan fuera de la política. “Me postulo porque creo que es hora de que tengamos un candidato externo, especialmente una mujer de color que también es abiertamente queer, que desafíe a un funcionario electo respaldado por bienes raíces”.

Más tarde tuiteó que “todos los californianos deberían saber que es así porque la industria de bienes raíces invierte dinero cada año en campañas a nivel estatal que luchan en contra del control de alquileres, la protección de los inquilinos y la financiación de viviendas asequibles”. Una de las principales plataformas de políticas de Fielder promete que defenderá un esfuerzo hacia el control de alquileres en todo el estado y mejor protección a los inquilinos.

Ambos candidatos encuentran puntos en común en la admisión de que el sistema de justicia fallido, sin embargo, la solución de Wiener es un proyecto de ley que cambió el lenguaje con respecto a la fuerza policial permitida, con el estándar de ‘fuerza razonable’ a ‘fuerza necesaria’. Si bien reconoció que todavía hay mucho por hacer en esta área, no describió ningún plan para grandes cambios estructurales en el departamento de policía.

Por el contrario, Fielder ha sido abierta en sus críticas hacia el SFPD: recientemente, compartió un puntaje policial de California para San Francisco en las redes sociales y declaró: “No me sorprende que el SFPD tenga un puntaje de violencia policial con calificación F. Utilizaron más fuerza letal por arresto que el 57% de los departamentos de policía de California”.

Ha expresado especialmente su opinión sobre no comprometer su ética con respecto a las donaciones, no aceptar de sindicatos policiales o compañías de bienes raíces, quizás en parte porque esto ha sido un tema de disputa para el senador Wiener. En 2016, la campaña de Wiener recibió donaciones de algunos de los más ricos de San Francisco, incluido el fundador de Salesforce Marc Benioff, Jeremy Stoppelman, CEO de Yelp y George Hume, propietario de Basic American Inc y ex consultor de McKinsey and Co.

Fielder a menudo toca este tema de compromiso que se convierte en una falta de responsabilidad. En su promesa inicial de campaña, Fielder anunció: “No aceptaré contribuciones de donaciones de desarrolladores de bienes raíces de lujo, corporaciones de combustibles o sindicatos de policía porque respondo a la gente”. 

Story by:

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.