Now Reading
Tommy Orange y su proceso de escritura de la Verdad Nativa
+2
View Gallery

Cómo hacer espacio para nuestras ideas? ¿Cómo transcribir nuestras ideas en cerrojos de los que nuestras comunidades puedan prenderse? There There, es una novela de Tommy Orange, que lanza estas preguntas a través de los ojos de un nativo del área de la bahía.

There There pide al lector que confíe en su propia interpretación de la esperanza, que se involucre en esta obra. Un libro que lo dejará con más preguntas que respuestas.

“No era un momento esperanzador cuando estaba terminando el libro”, declara el autor y agrega: “Estaba viendo cómo se desarrollaba todo en Standing Rock, viendo a los ancianos rezar por agua limpia y recibir disparos de balas de goma y gas pimienta. Trump acababa de ser elegido. No fue un momento esperanzador”.

En la conmemoración del mes nacional de la herencia de los Indios Americanos, There There fue seleccionado como el One City One Book de la Biblioteca Pública de San Francisco, la quinceava emisión de un evento literario en toda la ciudad cuyo objetivo es alentar a los miembros de la comunidad a leer simultáneamente el mismo libro, y el 20 de noviembre, los Amigos de la Biblioteca Pública de San Francisco y dicha institución, organizaron una recepción para Orange.

El peso que el lector aporta a un libro siempre es aparente según este autor. En una preparatoria en Wisconsin, un joven nativo le preguntó si en el capítulo de Thomas Frank, ¿fue esa tristeza su tristeza? Y él respondió: “Me decía que esa era su tristeza y quería que lo supiera”.

Es una lucha de la verdad nativa. Ser honesto con lo mejor de la habilidad del artista es parte de la razón por la cual There There pica el corazón. Es un libro listo para escuchar el dolor. “Mi visión de la vida es que es trágica”, dijo Orange. “Me gustan los trabajos donde el compromiso depende de ti y quería dar lo suficiente para que hubiera una razón para tener esperanzas”.

Hacia el final de la novela, la anciano nativa Opal cuenta puertas batientes, se proyecta en los columpios y cuenta un total de ocho. “Es una razón para tener esperanza. Me gusta lo que hace. Cuestiona la propia fe del lector. Si crees que el final es bueno o no, dejarlo abierto al lector, es una decisión interesante para mí”, dijo Orange.

La idea del hogar nunca se pierde en su trabajo. Cuanto más se ha ido de casa Orange, más lo comprende: “No crecí yendo a las bibliotecas por ningún otro motivo que no fuera leer lo suficiente como para obtener boletos para un partido de los Atléticos”, dijo Orange. “Las bibliotecas para mí fueron un recordatorio de que no era inteligente y que no era lo suficientemente bueno como para ser inteligente. Un recordatorio de que la gente como yo no figura en los libros”.

Aún así, Orange se dedicó a crear obras que no solo eran esperanzadoras sino honestas en tiempos en donde la existencia es dolorosa y así crear una lazo con la esperanza, tan fuerte que mantenga la narrativa y la idea a lo largo de todo el libro.

“Muchas de las decisiones que tomé para el libro tienen que ver con el arte”, dijo Orange. “Me gusta leer libros con muchas voces, por eso lo hice. Me gustan los libros con prólogos porque el lector tiene la opción de saltarse si lo desea. Me gustan los libros que dejan el final a la fe del lector”.

Orange aborda su proceso de escritura cuestionando cómo contar su verdad. “Eso es parte de lo que traigo a la revisión y escritura, ¿se siente verídico? Con realismo literario, estoy tratando de representar la vida tal como es, y la verdad entra en esa ecuación. En la revisión, pregunto: ¿es esto algo que alguien pensaría? ¿Es esto algo que alguien haría? ¿Esto se mantiene fiel a cómo es la vida?”

“Hay tantas personas en el mundo nativo que no han sido reconocidas por hacer un trabajo más increíble en la comunidad que yo”, dijo Orange. “Trato de mantenerme fiel a la realidad tal como la he experimentado. Soy nativo. Crecí en una comunidad nativa lo suficiente para preguntar: ¿Se siente esto fiel a mi experiencia y a lo que he visto? ¿Cómo puedo revisar mis páginas en la mejor forma para calificar como fiel al lector? Si alguien de mi comunidad, mi gente lo leyera, ¿sentirían que es verdad? Esto es lo que traigo a la revisión”.

Afortunadamente, Orange ha recibido comentarios positivos de miembros de la comunidad que se han sentido reflejados, escuchados y que lo está haciendo bien. Como escritor, quiere hacerse a un lado y dejar espacio para que otros dentro de la comunidad nativa tengan el escenario para su propia verdad. “Siento que mi libro ha tenido un gran éxito, pero eso significa que las personas están valorando más el trabajo nativo, más de lo que podrían tener antes de mi libro; estaría feliz de contribuir de esa manera porque hay buen trabajo, trabajo poderoso, al que hay que prestarle atención”. 

Story by: